Boletín SEMA, No 37 (2006)

Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande

Despedida del presidente saliente

J. I. Montijano

Resumen


Queridos amigos y compañeros de la Sociedad:

Este periodo que he pasado al frente de SeMA ha sido realmente apasionante tanto desde el punto de vista personal como profesional. He tenido que enfrentarme a retos y tareas con los que, habitualmente, un profesor no trata, y me ha permitido una visión global de nuestra sociedad, e incluso de la investigación en matemática aplicada, que difícilmente hubiera tenido de no haber ocupado este cargo. El poder representar, promocionar y defender la querida SeMA ha sido una de las labores más interesantes de mi vida profesional. Al mismo tiempo, he podido hacer en estos años buenos amigos, hecho que me hace sentir enormemente agradecido.

Con estas líneas quiero despedirme de vosotros, dando las gracias a todos los que habéis colaborado en nuestras iniciativas. En particular a los miembros del Consejo Ejecutivo que han compartido conmigo las tareas de gestión de la Sociedad. A José Javier, Javier, José, Ireneo, que ya terminaron su mandato, y a Javier Chavarriga que desgraciadamente falleció; a Enrique, Pablo, Rafael, Inmaculada y José Antonio, que continúan en estos menesteres; y de manera especial al Vicepresidente Mikel Lezaun, cuya presencia me ha transmitido siempre una gran seguridad, al Secretario Carlos Castro, de ayuda inestimable, y a la Tesorera Pilar Laburta, que ha realizado una labor impecable. Ha sido un placer y un honor trabajar con todos vosotros. También quiero mencionar a quienes han hecho posible que el Boletín nos llegue regularmente cada trimestre. En particular a Enrique Fernández Cara y al grupo editor, de Salamanca, con Luis Ferragut a la cabeza y, por supuesto, a Mabel Asensio.

Sin la colaboración de todos, difícilmente sería SeMA la gran sociedad que es. No somos muchos, pero podemos presumir de una rica historia, de actividades propias de gran relevancia y de compartir sociedad con investigadores de enorme prestigio, algunos premiados nacional e internacionalmente, algunos con responsabilidades importantes en el contexto autonómico, nacional e internacional, que además son socios muy activos. SeMA mantiene excelentes relaciones con las sociedades más representativas, tiene una presencia destacada en los eventos importantes, como el reciente ICM2006, y tiene mucho que decir en el futuro de la investigación y el desarrollo de las matemáticas. Es tarea de todos conseguir que continúe en esta línea.

No tengo ninguna duda de que la presidencia pasa a buenas manos, las de Carlos Vázquez, a quien le deseo la colaboración desinteresada y el consejo amigable que tan a menudo me han sido brindados durante estos años. Mi agradecimiento por asumir esta responsabilidad, para la que me consta que cuenta con un excelente Consejo Ejecutivo. Suerte a todos ellos en esta andadura.

Muchas gracias a todos.